Seis y medio

Este país es una fábrica de polémicas. El seis y medio y las becas. La muchachada acaba de descubrir que los recursos son escasos. Mientras miramos para otro lado nos empobrecemos y la realidad escapa a la misma velocidad que lo hacen nuestras oportunidades. Es una polémica tan vieja como falsa. La igualdad de oportunidades es la igualdad de los mejores, lo otro es sencillamente imposible. Todo el mundo lo sabe. Todos los que hayan estudiado saben el precio de un seis y medio.

Los antibióticos han acabado con la infección. Todo vuelve a su curso normal. Hace calor y sigo dando vueltas a lo que podría haberme ocurrido.

Me está costando volver, pero ya no tengo excusa.