Semana catorce (14)

He acabado En Movimiento, las memorias de Oliver Sacks, una expedición por su vida, llena de interés. Todas las vidas lo tienen. Incluso cuando los diarios no reflejan todo. O cuando lo que reflejan no sea exacto. La primera persona, como la tercera, es compatible con la verdad; es decir, unas memorias no son ontológicamente tramposas. Sacks nos cuenta quien fue a través de sus intereses científicos. Tendía a escribirlo todo o casi todo: lo que no estaba en sus cuadernos dejaría de estar en el mundo. El lector también acaba por tener una imagen de quién es él por su relato sentimental: su relación con sus padres y hermanos –fundamental como en todas las vidas– y por sus amores. Estos van sucediéndose a lo largo de la vida, desafiando a la creencia de que el amor solo nace en la juventud y a partir de ese momento únicamente cabe su administración. Al final de las páginas, el amor aparece sobrio, a tiro de piedra del final.

En mi mesilla de noche me gusta explorar otras vidas. A veces las leo con admiración aun cuando son libros hiperbólicos, en otras ocasiones con interés antropológico y literario como me ocurre con Trapiello. Siempre acabo encontrando un poso común a mi propia vida y también a la tuya lector. Sucesos y pensamientos que al leerlos podemos reconocerlos sin dificultad. Conductas, comportamientos, miedos, celos, envidias, inseguridades, conflictos que nos convierten en seres corrientes, mucho más simples de lo que a veces podamos pensar.

El incendio que arrasa un archivo es como morir sin dejar rastro escrito.

Spotify me ha arrojado una canción que nunca hubiera buscado. Ha hecho que la encontrara como quien se tropieza en la tele con una película que ya no puede dejar de ver. La canción es Locura transitoria de Extremo Duro. Una inverosímil coda para este semana.

He comprado el mismo par de pantalones que gasto desde los quince años. Renuncio así a encontrar la caja perdida de la última mudanza, donde creo que podían estar. No hay mudanza en la que no se pierda algo.

La próxima será la quince.